Análisis de A Way Out

Masterclass del uso de la pantalla partida.


Versión analizada: PlayStation 4 [Normal]. También disponible en Xbox One y PC.


Por si aún no os habíais dado cuenta, vivimos una época en donde el componente narrativo de los juegos es cada vez más escaso. En una industria en donde proliferan los battle royale y sus copias casi clónicas, los first person shooter y las malas prácticas; es cada vez más difícil encontrar buenas historias que transmitan algo. Si intentamos contar los juegos cooperativos a pantalla partida de los últimos años, nos basta con los dedos de una sola mano. Por suerte, hay excepciones. A Way Out es una de ellas.

 

Electronic Arts es una de esas compañías que no suele caer demasiado bien al consumidor habitual, sobre todo por las malas prácticas que he mencionado antes. Es  por eso que sorprendió a muchos cuando realizó el anuncio de A Way Out durante el pasado E3. Un juego bajo el sello de EA Originals, desarrollado por Hazelight y pensado exclusivamente para ser jugado en cooperativo, ya sea online o en la misma casa, como “los de antes”. Además, no hace falta más que una copia del mismo para jugarlo junto a un colega, gracias al llamado "Pase de amigo". ¿Qué tipo de sueño es este?

La mente pensante detrás de este proyecto es Josef Fares, ex-director de cine y creador del juego de culto “Brothers: A Tale of Two Sons”. Es posible que lo conozcas como p**o amo Josef, sobre todo después del mágnifico speech que se marcó durante The Game Awards 2017, donde literalmente se cagó en las microtransacciones y habló del famoso “Caso Battlefront 2”. Sí, se quejó de EA, sin pelos en la lengua. Y cómo no, se convirtió rápidamente en meme. Pero bueno, el caso es que este buen hombre es un apasionado del cine, y eso se nota en cada frame de A Way Out, que podría pasar perfectamente por una película de Hollywood y no desentonaría en absoluto.

A Way Out es un juego exclusivamente cooperativo que cuenta la historia de dos convictos, Leo y Vincent, mientras intentan escapar de prisión a toda costa para vengarse de su archienemigo común. Se tratan de dos personajes totalmente diferenciados, con sus problemas, aspiraciones y personalidades. En una esquina tenemos a Leo, un loquillo de la vida, un hombre de acción que tiende a usar la violencia y a enfadarse con facilidad. En la esquina opuesta está Vincent, un hombre racional y disciplinado, la cabeza pensante del dúo dinámico. Cada vez que el juego se inicia te da la posibilidad de elegir entre uno de los dos, pero os recomendamos encarecidamente que en todo momento llevéis al mismo personaje, la experiencia vivida al finalizar es brutal, pues llegas a comprenderles e incluso cogerles cierto cariño. Para aprovechar estas diferencias, se nos presentan ciertas situaciones en donde podremos elegir entre la forma de actuar de Leo o la de Vincent, ofreciendo de este modo cierta rejugabilidad.

"Se tratan de dos personajes totalmente diferenciados, con sus problemas, aspiraciones y personalidades.

Teniendo en cuenta que estamos analizando un juego puramente narrativo, no entraremos mucho más en detalle sobre la trama del mismo, pues podríamos caer en el spoiler fácil. Tan solo os diremos que la historia se puede dividir en dos partes bastante diferenciadas: la prisión y sus exteriores, teniendo lugar más de la mitad del juego en la segunda de ellas. ¿Esto es malo? Para nada, no os preocupéis, muchas de las mejores escenas tienen lugar fuera de los muros de la prisión, siendo algunas verdaderamente excelentes y originales, como una persecución en 2D al más puro estilo Super Mario. Brillante.

El juego transcurre prácticamente en su totalidad con los dos personajes a la vez, haciendo un uso de la pantalla partida que pocas veces -o nunca, para que nos vamos a engañar- hemos visto en un videojuego. En ningún momento nos pareció que molestara o fuera innecesaria, es más, el juego sabe en todo momento como hacer énfasis en los sucesos importantes, modificando el tamaño de las pantallas para centrarse en uno de los protas, prescindiendo de la partición o incluso, en algunos momentos, añadiendo una tercera pantalla que resalta la aparición de otro personaje. Por ejemplo, Vincent puede estar enfrascado en una cinemática donde se observa su llegada a prisión, mientras que Leo está haciendo flexiones en el patio o pegándose con alguien. La cantidad de situaciones diferentes que nos ofrece la pantalla partida es sublime.

"En ningún momento nos pareció que molestara o fuera innecesaria -la pantalla partida-, es más, el juego sabe en todo momento como hacer énfasis en los sucesos importantes.

En las 7 u 8 horas que dura la campaña es imposible aburrirse. Si ya de por sí jugar una aventura como esta junto a un familiar o amigo es sinónimo de diversión, tenéis que sumarle la gran diversidad de situaciones por las que hay nos hace pasar: infiltración, combates, persecuciones, tiroteos, conducción… Y si sois de los que preferís un poquito de relax, tranquilos, no faltan minijuegos como el béisbol, baloncesto, dardos, batallas musicales o, incluso, echar un pulso y dejaros los dedos, literalmente. Estas situaciones obviamente cambian a medida que progresamos en la historia, estando la primera parte más centrada en el sigilo y la segunda en la acción. La gran mayoría están muy bien resueltas y resultan satisfactorias, pero cuando el juego intenta meterse más de lleno en la mecánica shooter es donde se aprecian las limitaciones del equipo de desarrollo. Son escasas y necesarias argumentalmente, por lo que tampoco desentonan demasiado, pero sí que es verdad que pueden resultar algo frustrantes.

A nivel jugable, A Way Out es bastante sencillo. El juego no supone ningún desafío, pero tampoco lo busca. Los minijuegos y las diferentes situaciones se completan mayoritariamente con QTE, algunos mejor implementados que otros. Y es que nos hubiera gustado pelearnos de verdad y no pulsando botones al azar, por ejemplo.

 "Cuando el juego intenta meterse más de lleno en la mecánica shooter es donde se aprecian las limitaciones del equipo de desarrollo.

Cambiando a lo meramente estético, el apartado audiovisual no desmerece en absoluto la obra de Fares. Para tratarse de un juego lanzado a precio reducido, gráficamente cumple a la perfección. Por ponerle alguna pega podríamos mencionar las animaciones, que son algo toscas y se pueden llegar a crear situaciones un tanto ridículas. Además, se producen algunas bajadas de frames puntuales y los tiempos de carga son algo elevados, sobre todo al iniciar partida. Pero de verdad, nada como para llevarse las manos a la cabeza. El apartado sonoro también es bastante bueno, con una banda sonora resultona y con un buen doblaje al inglés, que sabe transmitir en todo momento el estado anímico de los personajes, y eso que son unos cuantos los que aparecen a lo largo de la aventura. Cabe destacar la resolución a un problema que, en un juego de este estilo, podría haber ocurrido en cualquier momento: el solapamiento de diálogos. Esto directamente no ocurre, pues se prioriza siempre el más importante o el primero en empezar.

"Cambiando a lo meramente estético, el apartado audiovisual no desmerece en absoluto la obra de Fares. Para tratarse de un juego lanzado a precio reducido, gráficamente cumple a la perfección.

Sí, Josef Fares lo ha vuelto a hacer. Ya nos dio lecciones de emotividad y buen gusto con Brothers: A Tale of Two Sons y ahora nos deja pegados a la silla con A Way Out, que cumple lo prometido y se alza como una de las mejores historias videojueguiles del presente año. Si sabes perdonarle sus pequeños fallos, te gusta el cine y encima tienes a alguien con quien jugarlo, no lo dudes ni un segundo, te aseguramos que no te aburrirás.

 


A Favor: 

  • El mejor aprovechamiento de la pantalla partida que hemos visto nunca.
  • Jugar junto a un mismo amigo/familiar la aventura completa. Una experiencia increíble.
  • El "Pase de amigo" que nos permite jugar en cooperativo online con un solo juego.
  • Es imposible aburrirse, pues la variedad de situaciones es apabullante.
  • Un guión sólido, con personajes creíbles y con los que se empatiza fácilmente.
  • Sale a precio reducido de 30€. 

En Contra:

  • Ciertos altibajos gráficos: animaciones toscas, texturas poco definidas y bajadas de frames puntuales.
  • La mecánica shooter, no tan pulida como el resto.
  • Cierto giro de guión puede dejarte tocado y hundido.
bird16.png

Síguenos

@sopla_cartucho

 Miguel Bañón - @MBanonFdZ
Miguel San Martín - @M15Gameplays
Pablo Blanco - @GalaxyPaul
Youtube 16.png

También en Youtube

Análisis 16.png

Análisis

Avances 16.png

Avances

Calendario 16.png

Top lanzamientos

Please publish modules in offcanvas position.